martes, 31 de diciembre de 2013

EL BAUTIZO DE NUESTRA BIZNIETA LÍA

      







En una mañana típica de Castilla con sol radiante pero ambiente frío después de una fuerte helada, nos reunimos en Grijota las familias del padre y la madre de la niña que iba a ser bautizada, en
esta hemosa iglesia donde se unen el valor de sus retablos, las imágenes y el órgano  con un moderno calefactor que, a pesar de su gran espacio, mantuvo el ambiente bastante agradable.


 D. Onésimo, cura que actualmente regenta esta iglesia, estuvo de párroco hace 30 años en Moratinos y nos conocía a todos menos a los muy jóvenes.

Pasamos un rato agradable comentando nuestras vidas y recordando el buen servicio que nos prestó en su joven vida sacerdotal concentrada en pocos pueblos.

Por sus cualidades pastorales fue ascendido a pueblos mayores como Saldaña hasta llegar a este que está cerca de Palencia.
A Grijota le ha pasado un poco como a los pueblos que se encuentran al lado de una gran ciudad: que se construye mucho y la gente va a vivir allí, pero son ciudades o pueblos-dormitorio, porque la gente trabaja en Palencia y duerme en Grijota. 



 Estando en estos comentarios vi acercarse a Raisa con su niña ataviada con el faldón bordado y la capina con adornos y capucha puesta. 
Recordé con nostalgia la gran ilusión con que mi tía Aurea, que podía haber sido la tatarabuela de Lía, compró en Sahagún este conjunto de última moda  hace 58 años, con el que se bautizó nuestra primera hija Avelina.

Con mucho empeño mi esposa Raquel lo cuidó con mimo y con él se bautizaron también nuestros hijos Hilario, Carlos y Raquel. Pasados los años con él se bautizaron también nuestros cinco nietos Rubén, Álvaro, Alejandro, Víctor y Esperanza y hoy le ha lucido nuestra biznieta Lía.

Nuestro mayor deseo sería que este vestido se conservara lo más tiempo posible y sirviera de emblema y nexo de unión de todos los descendientes presentes y futuros de esta familia por muchos años más.





De parte de Álvaro nos juntamos unos veinte familiares más los de la parte de Raisa, que a pesar de la distancia sumaron otros diez más, algunos de Moldavia que está tocando a Rusia.

A pesar que alguno no entendía nuestro idioma, parece que en estas celebraciones se transmite un deseo de agradar que allana todas las dificultades. Algunos que trabajan en España dominan perfectamente nuestro idioma.


 En el bautizo actuaron de padrinos un hermano de Raisa y Rita, abuela de la niña.

D. Onésimo llevó muy bien la ceremonia dividiéndola en dos partes. En la primera junto al altar, de explicación y preparación.  
En la segunda, esencial, en la antigua pila bautismal donde mi biznieta Lía aguantó el contacto del agua y demás ceremonias sin dar el más pequeño gemido.





Finalizó la ceremonia recitando un pequeño poema que compuse al efecto, pues si hice varios para otras ocasiones, en esta no podía faltar. 




VERSOS
PARA  LÍA



Todos los aquí reunidos                               

Festejamos este día

Que bautizamos con gozo

A nuestra biznieta Lía.



El llegar a bisabuelos

Es motivo de alegría.

Compensando los achaques

De tantos años de vida.



Álvaro, nieto querido,

Con afecto muy colmado

Y tu mejor intención

A bisabuelos llegamos.



A Raisa y su familia

La decimos con agrado

Que de ahora en adelante

En nuestra familia entraron.



A nuestra querida Raisa

Como madre muy contenta

Nuestro afecto sea tan grande

Como la distancia a tu tierra.



También a Carlos y Rita

Su ilusión habéis logrado

Pues con vuestra decisión

Como abuelos han quedado.



Recordemos a Teodoro

Que está ausente en este día.

De conocer a su biznieta

Muy orgulloso estaría.



 Raquel y Paquita están
Orgullosas y contentas

Porque con buena salud

Han llegado a bisabuelas.



La endogamia en la pareja

Siempre se quiso evitar

Con licencia de parientes

Difícil de tramitar.



Al contrario en este caso,

Mucho bien ha de aportar

Pues es tal la diferencia

Que sólo bien logrará.



En esta celebración

Muy alegres estaremos

Por pasar generaciones

Sin que apenas lo notemos.



En este día feliz
Nuestro gozo compartamos
Y a todos los asistentes
Muchas gracias también damos.











El abuelo Carlos, queriendo rememorar antiguas costumbres, tiró a la entrada de la iglesia unos caramelos, que fueron recogidos con regocijo por todos, especialmente por un niño de nuestra familia y varios que entraban en el siguiente bautizo celebrado a continuación. 

El banquete se celebró en un restaurante de Palencia cuyo menú abundante y sabroso degustamos por más de dos horas en un ambiente festivo y de unión de las dos familias.
 




Luego para hacer un poco de ejercicio bajamos por la Calle Mayor hasta el Parque del Salón, en cuyas cercanías mi nieto Álvaro está en obras preparando la instalación de una nueva clínica dental. 
Y así termino esta celebración que todos recordaremos. Especialmente los tres bisabuelos que tuvimos la gran suerte de conocer nuestros descendientes hasta la tercera generación

NAVIDADES 2013

               
                      
               



El invierno es una estación del año, digamos que la más triste para estos pueblos pequeños, porque los días son muy cortos y en lo que das un paseo el sol se ha puesto.

Pero tiene otro atractivo porque en ella está la Navidad. 
Es una tradición que se lleva muy dentro. El poder estar con toda la familia reunidos hace que no se pierdan esos lazos que son importantes para seguir unidos en estos tiempos tan interesados los unos por los otros.





Nuestra familia, al día de hoy, puedo decir que estamos lo bastante confraternizados, sea porque los nietos ya nos dan algún acontecimiento nuevo y eso te llena de orgullo, que les vaya bien, unos en sus estudios y otros en sus trabajos.

 Cumpliendo como todos los años nos reunimos en la comida de Navidad el día 25. Nos llena de satisfacción vernos rodeados de nuestros hijos nietos y de una biznieta de 5 meses que es el juguete y la alegría completa para toda la familia, pues ella se hace querer. Aunque es muy pequeña solo la falta hablar para decirte que es un miembro más de la familia, todo lo observa, con todos quiere estar: en una palabra es el atractivo mayor.






Sus padres Álvaro y Raisa están un poco mosqueados pues el sueño  por la noche es corto y no les deja dormir lo suficiente. Pero no por eso lo cambiarían, pues sus abuelos Carlos y Rita están tan contentos con su nieta que todo el tiempo se lo dedican a ella y hacerla fotos que manda a toda la familia y amigos, con las nuevas tecnologías.







Como os decía el día 25 nos reunimos en la Bodega el Castillo aquí en Moratinos, los abuelos dimos una comida a todos nuestros hijos, fue muy gratificante vernos todos juntos, nosotros cada vez más viejos y ellos también ya van entrando en años, alguno ya piensa en la jubilación.

Cuando te paras a pensar dices que corta es la vida, si hace poco yo decía: "Van a venir los chiguitos, prepara algo bueno".

Mi deseo es que el año 2014 venga lleno de salud y que no sea peor que el pasado 2013. 


lunes, 9 de diciembre de 2013

¡ ÁNIMO, DON SANTIAGO!



Quiero que estas líneas sirvan para que nuestro buen cura D. Santiago se recupere de su enfermedad lo antes posible, pues ya hace unas semanas que nos tiene huérfanos y sin su presencia los Domingos no son lo mismo.

Pero no perdamos las esperanzas y Dios quiera que luego le veamos.

Aunque con sus 70 y pico de años y tener que venir desde Palencia a decir misa en cinco pueblos será mucho sacrificio.

La misa en estos pueblos es casi el único contacto con los vecinos. A la salida siempre se comenta alguna noticia que da pie a entablar una animada conversación.

Cuantos días comentábamos lo afortunados que éramos, porque en otros pueblos mayores no les decían misa por carecer de sacerdote.

Pero este mal también nos ha tocado a nosotros y es un vacío como tantos otros que sufren estos pequeños pueblos.

Hace cuarenta años que la maestra nos dijo adiós por falta de niños. Se los llevaron a esas concentraciones que después se tenían que mover los niños del pueblo quedando todo esto en silencio.


 ¿Dónde están aquellos recreos donde los chiguitos gritaban alegrando el ambiente? Fue también un golpe fuerte, digámoslo así y nos resignamos pero siempre perdiendo y yendo a menos los pueblos.

Ahora parece que nos quieren quitar la Junta Vecinal que será un garrotazo para el pueblo. 


A pesar de no deber nada al  Estado parece que se quieren lucrar de los pequeños ingresos vecinales que tenemos, y en otros casos de la riqueza de los montes comunales. Hoy es de ellos y no tienen que pedir permiso a nadie para cortar leña o simplemente ir a por unas setas con la libertad que actualmente se hace.

Así, poco a poco, nos van aislando cada vez más, pues parece que no quieren pueblos sino enjambres de gente en la ciudad con la cantidad de problemas que conlleva.

En Moratinos ya solo nos queda el Camino de Santiago, no sé si también lo podrán quitar. Pasan cantidad de peregrinos todos los días y admiran nuestro paisaje. Alguno hasta te dice como me gustaría vivir en un pueblo de estos solo por la tranquilidad y paz que se respira.

Estas son las contradicciones de la vida: que el que vive en una gran ciudad desea que llegue el fin de semana para disfrutar de la tranquilidad que da la naturaleza y sin embargo a los pueblos les están quitando todo para que sigan siendo eso, Pueblos. 
¿ Alguien se imagina qué pasará cuando todos los pueblos de nuestra gran España desaparezcan, que ocurrirá no tardando mucho?  ¿Cómo se administrará ese gran desierto poblacional? 
Creo que nuestros políticos ni se lo han planteado, porque han optado por la solución más fácil y porque cuando visitan los pueblos es por unos días o por unas horas.
Tema gordo pero creo que será para otro día.        

sábado, 9 de noviembre de 2013

EL CAMBIO DE LAS COSTUMBRES

















 Cuando el sábado 2 de Noviembre, celebración de los fieles difuntos, entramos en el restaurante El Castillo de los hermanos Velasco, y vi la gran mesa preparada para más de cincuenta comensales me vino a la memoria la gran diferencia que existe entre esta celebración de la fiesta de la machorra y la que yo viví hace unos setenta años.





 Si nos remontamos a los orígenes de esta fiesta, creo puede tener un sentido religioso, al fomentar entre los pueblos la costumbre de tocar las campanas llamando a la oración en la noche de difuntos.
Pero como la fragilidad humana siempre busca aliviarse de lo que estima una obligación, con el paso de los años esta fiesta religiosa se fue convirtiendo en profana y la acompañó en una cena, al principio solo para la juventud que se encargaba de tocar las campanas, y que actualmente se ha generalizado para todo aquel que quiera participar.


 Esta costumbre se ha contagiado a otros eventos de la vida en general, pues no hay fiesta, celebración, efemérides, inauguración o cualquier recordatorio familiar que no incluya alguna recepción gastronómica para celebrarlos.
Desde que se restableció esta costumbre en Moratinos ha ido cambiando el lugar de celebración, pasando del atrio de la iglesia a la plaza en año de buen tiempo, y para más comodidad, al restaurante que tenemos en el pueblo.
¡Que diferencia abismal existe entre este amplio comedor y el que tuvimos que habilitar en aquellos años! 
Como no teníamos otro lugar adecentamos lo mejor posible la antigua fragua comunal donde se aguzaban las rejas de los arados y otros aperos con los que se labraba la tierra y que también servía de reunión nocturna.



También hay diferencia en la carne consumida, pues antes la oveja tenía por lo menos dos años y ahora es de cordero del año.
Con ella nos sirvieron un buen guisado seguido de excelentes chuletillas de cordero a la plancha. 
De postre unos canutillos rellenos de crema pero muy modernizados por los aditamentos que les acompañaban.


Y finalizamos con café y chupitos: estos a cargo de Julio Cuesta e Hilario González vecinos que se jubilaron este año.
Hace sesenta y cinco años la natalidad en Moratinos era normal, prueba de ello es que se jubilan ahora una media de cuatro quintos al año. Pero pasados 30 años, por culpa de la emigración, la natalidad cayó a cero.
Entonces nos parecía que este problema no tenía importancia, pero aquí la tenemos con toda su crudeza, pues sin niños criados en el pueblo el relevo generacional es imposible.
Nos debemos alegrar porque casi todos los vecinos e hijos del pueblo lleguen felizmente a la jubilación y puedan disfrutarla muchos años como premio a la vida laboriosa que han llevado.
Pero este lado positivo puede ser también motivo de preocupación si se piensa que no dentro de muchos años todos los vecinos del pueblo estaremos jubilados y su futuro se presenta muy incierto.
Las ayudas que hasta ahora da el Estado para el relevo en el campo con jóvenes agricultores no ha tenido el efecto deseado por carecer estos del necesario apego al terruño, tan necesario en este oficio.
De todos modos debemos alegrarnos de que los cambios operados en estos años hayan sido siempre para bien, y desear a las nuevas generaciones no les falte el trabajo, que siempre fue el impulso del progreso y bienestar de la humanidad

viernes, 25 de octubre de 2013

COSAS DE LA VEJEZ

Hoy voy a hablaros de este asunto  que  puedo desarrollar detalladamente, por vivirlo con toda intensidad en los muchos años que tengo. 
Al echar una mirada retrospectiva de mi vida debo hacer un balance de las diferentes etapas que tuve. 


 La niñez, con el ansia de aprender cosas. 
La adolescencia, con el anhelo de hacerte hombre y disfrutar de las prerrogativas que esto conlleva. 



La edad madura, acaso la más importante por tratarse de elegir el estado de vida junto a tu mujer para sacar los hijos adelante. Labor fundamental esta en la que los padres derrochan todas sus energías disponibles para que su descendencia disfrute de una vida mejor que la de ellos y en consonancia con la época en que han de vivir. 




Luego viene una época hasta los sesenta y cinco años que podríamos llamar de transición, en la que los hijos se van buscando su acomodo en la vida emancipándose de los padres, que aceptan con resignación quedarse solos. 
Luego viene la jubilación que, como indica la palabra, hay que aceptar con júbilo por ser sin duda la época mas apasionante de nuestras vidas. 



Una gran parte de los mayores disfrutamos haciendo lo que el ajetreo del trabajo no nos ha permitido disfrutar y sentirte casi libre de todas las obligaciones que la vida normal impone. 
Contribuye a este bienestar el dejar de ocuparte del trabajo en que has estado ocupado siempre y dejar que los hijos u otros tomen las riendas de tu explotación. 
También influye que los próximos veinte años de tu jubilación puedas pasarlos sin agobios económicos debido principalmente al ahorro, costumbre muy arraigada en esta zona y siguiendo la tradición de nuestros mayores. 
La pequeña aportación de la pensión que nos da el Estado a los labradores no viene mal como un complemento de nuestro ahorro. Todos estos factores han contribuido a que en la mayoría de los pueblos dedicados a la agricultura no se haya dejado sentir la actual crisis económica que ha afectado a las poblaciones mayores, donde la moda era vivir por encima de sus posibilidades. 


 En compensación de tener tan bajas las pensiones en el campo, el Estado por medio del IMSERSO y Castilla y León por el CLUB de los 60 facilitan amplios periodos vacacionales a todo el jubilado que lo solicita. 
Los que tenemos el privilegio de pasar de los ochenta años a medida que pasan estos se va notando un vacío por la falta de familiares, amigos y conocidos muy difícil de llenar, pues se acaba la convivencia que tuviste con ellos durante toda la vida y te sientes desplazado entre las nuevas generaciones que nos darán el relevo inevitable cuando faltemos. 


 Estos mismos problemas confesaba tener el gran periodista José María Carrascal de ochenta y dos años en una entrevista en televisión. Aconsejaba seguir la vida activa para compensar la falta de apoyo que supone no contar con compañeros. 
La inexorable muerte es la que nos iguala a todos, sin que nada ni nadie pueda hacer algo por remediarlo. Me parece oportuno terminar estas líneas recordando la tercera copla de las que hizo el sin par poeta castellano Jorge Manrique a la muerte de su padre. 



Nuestras vidas son los ríos 
Que van a dar en la mar, 
Que es el morir; 
Allí van los señoríos 
Derechos a se acabar 
E consumir; 
Allí los ríos caudales, 
Allí los otros medianos 
E más chicos, 
Allegados, son iguales 
Los que viven por sus manos 
E los ricos.

domingo, 8 de septiembre de 2013

FIN DE VACACIONES




Ya van llegando los peregrinos a su destino, encantados con todo lo que han visto y disfrutado, pues aunque el Camino es duro si se sabe dosificar en etapas, según las fuerzas de cada uno, es una experiencia que se recordará siempre.


Hoy nos manda nuestro amigo Juan Maria una de sus últimas etapas y en ella se ve que todo es bonito cuando se va de paso. Se le da un realce digamos como que aquello es lo mejor. No cabe duda de que así es, pues todo nos parece precioso y pensamos cuantos cuidados necesitarán, y los autóctonos de allí no le dan importancia porque es una rutina de todos los días de cuidar sus flores y que todo esté en su sitio para cuando pasen los peregrinos como en este caso queden maravillados y lo comenten con otros lo bien que estaba.



Gracias por acordarte de nosotros, también te habíamos echado en falta. Comprendíamos que estarías de vacaciones empapándote de todo lo que más te llamase la atención para luego plasmarlo en tu cámara y entretener a cuantos como nosotros ya no podemos disfrutar por los años de tan grandes cosas.

Al empezar Septiembre se ha notado un ligero descenso en el paso de peregrinos porque  a algunos se les acaban las vacaciones. 
De todos modos el ritmo normal se recupera pronto y no desciende hasta primeros de año, si aumenta el frío.   


 Por las fotografías que nos mandas ya vemos la consumada técnica que tienes para captar con tu máquina las muchas facetas que tiene el Camino.

Con solo ver tus fotografías  nos parece que hacemos el virtual Camino en tu compañía y en la de tantos otros peregrinos, que según declaran, les sirve para una paz interior muy estimulante.  

sábado, 24 de agosto de 2013

FIESTA EN MORATINOS 2013


El pasado 17 y 18 celebramos la fiesta trasladada de nuestro patrón, Santo Tomas Apóstol.
Cada año se va añadiendo alguna novedad a los actos conmemorativos que dan nuevo aliciente a la fiesta. Este año la pancetada y chorizada se celebró el viernes por la noche, con lo que se alargó el medio día los festejos.
Otra cosa nueva es que ahora podemos hacer la procesión del Santo no solo en ida y vuelta por la calle real, sino que como ahora se ha urbanizado el camino y calle de las bodegas nos sirve de regreso a la plaza y a la iglesia.

 En este nuevo recorrido se pasa por los modernos establecimientos del Hostal de Moratinos y el restaurante El Castillo que dan vida y prestancia al pueblo.



 Por desgracia en este recorrido se encuentran también las ruinas de tres casas, una de ellas de las principales de Moratinos, que como mudos testigos vaticinan lo que en pocos años puede ser este pueblo.
Como no hay renovación de población por falta de niños y casi todos estamos jubilados, solo continuarán en el pueblo un puñado de jóvenes que unos atenderán los tres establecimientos hoteleros que existen y otros, ayudados por la mecanización, labrarán sin problemas todo el campo del pueblo.
Esta pésima predicción pudiera ser salvada con la llegada de algún matrimonio joven con hijos, que se establecerían en el pueblo permanentemente encontrando trabajo en las muchas oportunidades que por causa de la crisis se pueden encontrar en esta zona, y con muchas ganas de innovar y trabajar.
Perdonadme esta digresión y volvamos a la procesión, en cuyo recorrido participaron dos miembros de la agrupación folclórica La Vihuela, de Saldaña con la tradicional dulzaina y tamboril.
  


Instalados en el coro de la iglesia los cuatro miembros del grupo que entonaron, con mucha soltura y veteranía la misa  campesina. Esta buena composición resulta muy solemne y tiene dos momentos muy evocadores como el Padrenuestro y la Salve final con ritmo de jota castellana.
Ya hace dos años disfruté de su misa en la fiesta de mi pueblo, San Nicolas, y poco después en un concierto que dieron para Escuelas Campesinas en Arenillas de San Pelayo.
Como todo grupo que se precie van ganando en conjunción y añadiendo temas nuevos y usando la flauta travesera como complemento de los otros instrumentos tradicionales en el que son interpretes consumados.
Con la iglesia a rebosar, Don Santiago nos dirigió una amena homilía apoyada en varios objetos prácticos, todos ellos relacionados con la convivencia y bienestar de todos los asistentes.
El segundo día de fiesta dedicado a los difuntos nos dijo la misa un pariente de Justo casado con Carmen, hija del pueblo, que es fraile Pasionista. Con grandes dotes de comunicación y facilidad de palabra, nos encantó a todos por la originalidad de los temas expuestos.
Otra de las novedades que hemos tenido esta temporada de mayor paso de peregrinos, es la celebración quincenal de conciertos de guitarra dados por grandes especialistas de varias naciones, que vienen acompañados por aficionados de este instrumento. Con su presencia han mitigado un poco la falta de asistencia local, que muchos días era inferior a la foránea.




 Este fenómeno merece ser estudiado por los organizadores, ya que esta anomalía puede ser debida a la poca variedad de temas más populares, y que siempre sea la guitarra el instrumento único sin  ningún otro complemento que la hiciera más asequible a la ideosincracia  castellana.
No dudo del alto nivel de los profesores que han desfilado por aquí en los seis conciertos celebrados, pero la falta de variedad ha motivado que suframos un verdadero empacho de guitarra.
También puede ser debido a que los maestros de guitarra muchos de ellos no dominan el español y se limitan a soltar su rollo sin tener ningún miramiento ni contacto con sus oyentes.
Con la subida de las temperaturas el paso de peregrinos se ha ralentizado y se han tenido noticias de que en Roncesvalles y primeras etapas en España ha surgido algún problema grave debido al calor.



 Por esta causa agradecen un momento de meditación y reposo dentro del fresco recinto de la iglesia. Después de esta terapia, una peregrina francesa llamada Micaela me dejó esta dedicatoria traducida al castellano por Gustavo, otro peregrino de Madrid: “Gracias por esta pequeña sorpresa, que Dios bendiga este pueblo y le dé toda su gracia. Amen”


Según Gustavo la mayoría de las iglesias que recorren están cerradas, por eso agradecen más las que están abiertas. Este peregrino me dejó su foto y la de Micaela además de esta enjundiosa dedicatoria “El camino es mágico pero tú puedes impedirlo, si intentas controlarlo todo, preverlo, planificarlo. Pero si confías, si te dejas llevar, si te abres y te olvidas de los temores, todas esas bellas y maravillosas experiencias, que estaban esperándote, ¡ocurrirán! Así es para mí y espero y deseo que también sea para los que cuidáis esta bella iglesia”   
Quiero recomendaros el blog que mi compañera Rebeca ha publicado sobre la nueva costumbre del concurso de disfraces celebrado el segundo día de la fiesta deseando que cada año vaya mejorando, y sobre el incendio ocurrido hace unos días del que tiene buenas fotos y un ameno relato.
 


Para finalizar estas líneas me habéis de perdonar si incluyo una noticia muy personal. El pasado día 11 del corriente nos convertimos en bisabuelos, dando gracias a Dios por el feliz acontecimiento y seguir disfrutando de una relativa buena salud.